Fomento tendría que movilizar unos 1.134 millones para acabar la Autovía del Duero

La paralización de la variante de Aranda deja sin obras a la A-11, donde 169 kilómetros esperan ser licitados y 76,8, ejecutarse, al posponerse su construcción
El Ministerio de Fomento tendría que movilizar más de 1.134 millones para construir los 261,5 kilómetros pendientes para completar el trazado de la Autovía del Duero (A-11) entre la localidad soriana de Los Rábanos (Soria) y San Martín del Predroso (Zamora), en la frontera con Portugal. A ellos, se sumaría la inversión de 54,17 millones, ya ejecutada en parte, para la construcción de los 15,2 kilómetros de la variante de Aranda de Duero, unas obras que comenzaron a finales de 2008 y que ahora se encuentran paralizadas, tras retomarse el pasado mes de marzo.

Asimismo, este nuevo corredor de alta capacidad, que vertebraría de este a oeste la Comunidad, no suma nuevos kilómetros desde julio de 2010, cuando se abrió al tráfico el tramo de 6,2 kilómetros de la Ronda Norte de Zamora, que supuso una inversión de casi 27 millones. También, ese año se inauguró la Ronda Exterior Sur de Valladolid, lo que permite viajar por autovía desde Zamora capital a la localidad vallisoletana de Tudela de Duero (117,8 kilómetros), a los que se suma la variante de El Burgo de Osma (9,5 kilómetros).

Este eje, alternativo a la carretera N-122, se encuentra en diferentes fases de ejecución, todas previas al inicio de las obras, si bien, el tramo que recorre los afamados viñedos de Ribera del Duero en Valladolid es el más retrasado. Fomento aprobó a mediados de 2010 el anteproyecto para el vial de Tudela de Duero (oeste) a Quintanilla de Arriba, sin que se haya emitido el dictamen ambiental. La alternativa seleccionada, 'Duero Norte', propone la división en dos subtramos: Quintanilla de Arriba-Olivares de Duero (14,5 kilómetros) y Olivares de Duero-Tudela de Duero (20,4 kilómetros), con un coste previsto de 168,51 millones para un total de 34,94 kilómetros.

También, se encuentran en una situación similar los cuatro tramos desde la ronda de Zamora a Ricobayo, Fonfría, Alcañices y San Martín del Pedroso, 71,8 kilómetros, cuyos proyectos se encargaron en marzo, julio y octubre 2009, con un plazo de ejecución de 18 meses. Por ello, el Ministerio debería haberlos recibido ya para aprobarlos e iniciar las expropiaciones de los terrenos afectados. Sin embargo, el anterior Gobierno adaptó su redacción para contar con los proyectos constructivos en el momento que "fuera posible" la adjudicación de las obras.

Igualmente, en un estado previo a la licitación, se encuentran otros tres tramos, uno en Soria y dos entre Valladolid y Burgos. Así, desde Los Rábanos a La Mallona, en territorio soriano, la A-11 sólo se ha planificado en un proyecto, que se aprobó en mayo de 2010. Su coste estimado rondará los 96,6 millones para construir 20,6 kilómetros, lo que permitiría enlazar esta autovía con la A-15 (Autovía de Navarra) hacia Medinaceli o Ágreda.

De la misma forma, aunque ya se iniciaron las expropiaciones, se encuentra la construcción de dos tramos de 42,2 kilómetros entre Quintanilla de Arriba (Valladolid) y Castrillo de la Vega (Burgos), dando continuidad a la A-11 por la ribera del Duero. La tramitación que han seguido hasta ahora ha sido paralela, ya que los proyectos constructivos se aprobaron en febrero y marzo.

Así, entre la población vallisoletana y el límite provincial de Burgos se prevé una inversión de 235,88 millones para 28,5 kilómetros y 79,2 millones para los 13,74 kilómetros restantes entre el límite de Valladolid y Castrillo de la Vega.

Obras paralizadas en Aranda

Las obras de la variante de Aranda de Duero, 15,2 kilómetros presupuestados en 54,17 millones, se encuentran de nuevo paradas, tras el regreso al 'tajo' del pasado mes de marzo. Entonces, las máquinas comenzaron a trabajar después de que el Ministerio de Fomento y la empresa adjudicataria alcanzara un acuerdo para ejecutar el proyecto mediante el sistema de colaboración público-privado ya que el contrato de obras fue rescindido en julio de 2010 para cumplir con los objetivos de reducción del déficit.

Por tanto, tras unos meses de trabajos, las obras se han vuelto a parar, aunque en esta ocasión se desconoce el motivo. Este proyecto se adjudicó en abril de 2008 y comenzó a ejecutarse en marzo de 2010. Los trabajos se mantuvieron hasta el verano de ese año, cuando se detuvieron por motivos presupuestarios.

Se trata de un tramo que tiene su origen en la carretera BU-V-2031, que conecta Adrada de Haza con Castrillo de la Vega, y a partir de ahí se desvía hacia el sur de Aranda, dejando al norte la N-122. Tras rebasar el enlace con la Autovía del Norte y rodear los casos urbanos de Castrillo de la Vega, Aranda de Duero y Fresnillo de las Dueñas, conectará de nuevo con la N-122, cerca ya de Vadocondes. Esta infraestructura se convertirá en nudo de enlace con la A-1.

Construcción reprogramada

Por otra parte, casi 77 kilómetros de la A-11, entre Aranda y La Mallona (Soria), están bloqueados a la espera de que el Ministerio decida cuando retoma la construcción de estos seis tramos, adjudicados entre 2008 y 2009. El anterior Ejecutivo reprogramó estas actuaciones, dejando en el aire una inversión total de 259,77 millones. De esta forma, contrató en julio de 2008 la construcción de los 20,66 kilómetros de la variante de Langa a la de Aranda de Duero por 64,13 millones y con un plazo de ejecución de 45 meses. Para ello, el Ministerio debía consignar 16 millones en 2012; 22 en 2013, y 29, en 2014.

También, el vial de ocho kilómetros de La Mallona a Venta Nueva se adjudicó en 25,3 millones con un plazo de ejecución de 32 meses. El anterior equipo ministerial estimó que en los presupuestos de 2012 debían recoger una partida de 9,8 millones y siete en 2013. Del mismo modo, el tramo de El Burgo de Osma a San Esteban de Gormaz (11,05 kilómetros) fue adjudicado en 28,89 millones en mayo de 2009 con la previsión de que se ejecutara en 33 meses. Para ello, en 2012 se había previsto un desembolso de 10,3 millones y de siete millones, en 2013.

En junio y julio de 2009 se adjudicó la construcción de tres tramos en la provincia soriana. El primero en contratarse fue el de Santiuiste-Burgo de Osma, con una longitud de 8,3 kilómetros y un presupuesto de 29,67 millones. El plazo de ejecución era de 36 meses, para lo que se necesitaba consignar solo este año nueve millones. La siguiente obra adjudicada, en julio de 2009 y en 64,71 millones, fue el tramo de 16 kilómetros de Venta Nueva a Santiuiste. La inversión prevista para este año era de 16 millones y 17, para el siguiente.

Por último, Fomento adjudicó en 47,07 millones la construcción de la A-11 de San Esteban a Langa de Duero, con un plazo máximo de ejecución de 39 meses, para lo que se requería una inversión este año 16 millones y de siete en 2013.

Proceso administrativo

El proceso administrativo que tiene que seguir el Ministerio de Fomento para poner en marcha una obra pública pasa por la redacción del estudio informativo de la infraestructura que se va a ejecutar, la declaración de impacto ambiental de éste por parte del Ministerio de Medio Ambiente, la redacción definitiva del proyecto, la licitación y adjudicación de las obras.

Tanto el estudio informativo como el proyecto definitivo deberán ser expuestos a información pública y dar paso a un período de alegaciones para que aquellas personas físicas y jurídicas, asociaciones y administraciones públicas que se vean afectadas por su ejecución puedan conocer el proyecto de antemano y alegar lo que crean necesario en el caso de verse afectados.

leonoticias.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los de Tierra Aranda. (Historia de la gente de aquí) V

Continúa la buena racha de resultados del C.C. Arandino

Calle de las Bodegas